Nueva tecnología aplicada en altavoces inteligentes.

Los asistentes de voz son prácticamente una característica esencial de los smartphones actuales, por si esto fuera poco, cada vez más altavoces inteligentes llegan a los hogares. Escuchan nuestras órdenes y las de personas que están en nuestro entorno, pero gracias a un grupo de investigadores de la Universidad de California, Berkley, ahora sabemos que también pueden escuchar incluso órdenes que el oído humano no percibe.

Los investigadores han conseguido crear un aparato capaz de emitir sonidos imperceptibles para el ser humano, pero perceptibles para los asistentes de voz, que obedecen a las ordenes que se les pide; la única limitante por ahora es el límite de distancia para que sea eficaz. Y explican que la clave está en engañar al asistente de voz y ofrecerle una serie de sonidos (aplicando método DolphinAtack), que sean entendidos como órdenes, que los sistemas de voz traducen a letras, palabras o frases. El aparato de estos investigadores modifica el archivo de audio para anular el sonido real y sustituirlo por sonido prácticamente indetectable para un oído humano pero con la información suficiente para que el micrófono del asisten lo detecte y entienda.

Los comandos que se le pueden introducir son los mismos que una persona pueda ordenarle al asistente de forma normal. Abrir sitios web, iniciar llamadas, enviar mensajes, comprar productos.

Los fabricantes de altavoces inteligentes ya empiezan a tomar acciones al respecto, para evitar falsos positivos. Alexa de Amazon por ejemplo pide una autenticación por código para realizar compras y permite poner ciertas limitaciones a qué tipo de acciones puede realizar. Por su parte, el asistente de Google puede detectar y reconocer la voz para no activarse si no es una voz reconocida.

Publicado por

cluster

Diversidad de colaboradores que editan boletines informativos, estratégicos del sector, de vigilancia tecnológica y de oportunidades detectadas por la Oficina de Proyectos para fondear y financiar proyectos de innovación que generen competitividad empresarial, gestión de conocimiento, desarrollo de investigación con vinculación de las IES y CI.