La iluminación led conectada

Ubicar a los individuos en interiores, dentro de un complejo de oficinas, un centro comercial o una universidad, no resulta sencillo. Los sistemas que utilizamos en la calle o las carreteras no funcionan bajo techo, pero la necesidad de localizar individuos o lugares continúa existiendo. Brindar una solución es una tarea pendiente y las luces LED que nos alumbran pueden ser la solución. El punto de luz que tienes sobre tu cabeza podría comunicarse con tu teléfono y ubicarte. Sencillo pero efectivo.

La Hamdan Bin Mohammed Smart University de Dubái (Emiratos Árabes Unidos) es, desde hace un tiempo, ejemplo en cuanto al uso de la iluminación conectada. Una tecnología llamada a transformar las acciones más comunes, siendo uno de esos campos en los que el internet de las cosas demuestra parte de su gran potencial.

Una de las funciones más llamativas del sistema lumínico inteligente instalado en esta universidad dubaití es el guiado por las instalaciones.

Son 600 puntos de luz conectados, instalados a lo largo y ancho de las instalaciones, los que tienen encomendada la tarea de conducir a los alumnos hasta las aulas en las que tienen una clase o una tutoría, solo con estar encendidas. Se trata de tecnología indoor positoning, basada en iluminación de última generación.

Las luminarias en cuestión trasmiten, a través de una serie de parpadeos no perceptibles por el ojo humano, un código de luz que contiene su ubicación geográfica individual. Modulaciones lumínicas únicas a modo de coordenadas que son recibidas en cualquier dispositivo móvil a través de su cámara frontal e interpretadas por la aplicación de la universidad.

Gracias a esta información, el sistema que controla los puntos de luz ubica a los individuos sobre el mapa del complejo y, desde ese momento, es capaz de guiarlos hacia su destino. En la pantalla de su terminal los estudiantes pueden ver un plano de la universidad, en que punto concreto se encuentran y las indicaciones que deben seguir para llegar al lugar que hayan indicado.

Esta tecnología solamente flaquea en espacios con altos techos, donde la iluminación está a decenas de metros de altura y la detección de esos parpadeos imperceptibles se hace mucho más complicada. Para estos espacios, un conjunto de beacons Bluetooth se encargan de sustituir a las luminarias conectadas e informar de las ubicaciones a nuestro dispositivo. El potencial de estas tecnologías relacionadas con la iluminación es amplio —ahí están las pruebas que vienen realizándose desde hace años con LiFi, llamada a ser una alternativa al wifi.

 

 

Publicado por

cluster

Diversidad de colaboradores que editan boletines informativos, estratégicos del sector, de vigilancia tecnológica y de oportunidades detectadas por la Oficina de Proyectos para fondear y financiar proyectos de innovación que generen competitividad empresarial, gestión de conocimiento, desarrollo de investigación con vinculación de las IES y CI.