PARA LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL, SE REQUIERE INVERTIR EN UN CENTRO DE DATOS MODERNO

El centro de datos moderno es el soporte de la transformación digital, es allí donde descansan los servicios de negocio basados en TI de alto desempeño y capaces de atender eventuales escaladas de demanda de cómputo y procesamiento.

Estas infraestructuras críticas son operadas por prestadores de servicios, por usuarios finales o en esquemas mixtos, mediante herramientas de virtualización y orquestación basadas en software (el software defined anything hecho una realidad), lo que permite una operación eficiente y ágil, y sobre todo habilita la puesta en marcha de ambientes de nube híbrida, donde los recursos virtualizados del data center del cliente y los servicios ilimitados de nube pública de los proveedores están enlazados para aprovechar los datos mediante servicios de analítica, cómputo cognitivo e inteligencia artificial, con el objetivo de apuntalar el desempeño del negocio.

En estos ambientes híbridos ha surgido el Edge Computing (cómputo en el borde) como solución a problemas de latencia en escenarios de operación donde es esencial el procesamiento inmediato que no puede esperar ir y venir a través de largos recorridos hacia los centros de datos principales. En Edge Computing el procesamiento es realizado en pequeños data centers cercanos a la producción de los datos.

La modernización de los centros de datos es un proceso constante, y asegurar la infraestructura es una actividad clave y permanente, desde el diseño hasta la operación y actualización.

Centros de datos modernos, estructuras eficientes y seguras para un mundo hiperconectado

Select pronostica un crecimiento de las inversiones para componentes del centro de datos en 2019: aumentará la demanda de servidores, redes, software de gestión y también sistemas de gestión de temperatura y energía.

En México, dos factores coyunturales apuntan estas inversiones:

1.- concentración de centros de datos de parte grandes proveedores de servicios, que responden a una mayor demanda de servicios administrados modulares y servicios de nube de parte de organizaciones pequeñas y medianas.

2.- actualizaciones y ampliaciones de infraestructura de grandes empresas.

Para México, el valor de inversiones de componentes para centros de datos modernos será de $39,898 millones de pesos en 2019, lo que significa un crecimiento de 6.4% respecto a 2018. De estas inversiones, el 50% son para hardware TI: principalmente servidores, redes y sistemas de almacenamiento; 10% está destinado para infraestructura de gestión energética (UPS), soluciones de temperatura y espacio (gabinetes).

Sin embargo, la punta de lanza de la modernización del centro de datos son las herramientas basadas en software: virtualización, seguridad, orquestación y gestión de sistemas. Estas categorías crecen en conjunto a doble dígito y representarán 40% de las inversiones para el data center en 2019.

En este escenario, se espera de los proveedores mayor flexibilidad, seguridad y consolidación en su oferta de infraestructura, cuyo eje central debe proveer la capacidad de enlazar los sistemas on premise de sus clientes, con las aplicaciones en la nube, para aprovechar de una forma más eficiente los datos de la tecnología y agregar valor al negocio.

Publicado por

cluster

Diversidad de colaboradores que editan boletines informativos, estratégicos del sector, de vigilancia tecnológica y de oportunidades detectadas por la Oficina de Proyectos para fondear y financiar proyectos de innovación que generen competitividad empresarial, gestión de conocimiento, desarrollo de investigación con vinculación de las IES y CI.