24 Jul

La IA que pronosticará en los sistemas hospitalarios.

La red neuronal desarrollada por Google pronostica parámetros de salud con mayor precisión y rapidez que los sistemas hospitalarios.

Depositphotos_71858741_l-2015

Google tiene listo un software para hospitales que digiere datos masivamente y que es capaz de pronosticar mejor que los sistemas actuales el tiempo de residencia de un paciente, que tan probable es que recaiga e incluso de qué tamaño es su riesgo de morir internado. Se trata de un sistema de redes neuronales, un software con inteligencia artificial capaz de aprender y mejorar a partir de la experiencia, y los primeros resultados en dos hospitales anticipan de la posibilidad de un mercado global, enorme, y con beneficios para la salud.  La IA pronostica cuánto tiempo estará enferma una persona y si va a sanar o no, podría pronosticar una serie de resultados para los pacientes, que incluyen cuánto tiempo pueden permanecer las personas en los hospitales, sus probabilidades de volver a ingresar y las probabilidades de que pronto mueran.

En el reporte que Google publicó el pasado mayo en la revista Nature se cuenta el caso de una paciente que llegó a un hospital afectada por un cáncer de mama en fase terminal. La mujer fue revisada por dos médicos, se le hizo un estudio radiológico y las computadoras del centro de salud pronosticaron un riesgo del 9.3 por ciento de que muriera durante su estancia. El caso se turnó a la red neuronal de Google, que en 24 horas analizó 175 mil 639 datos y pronosticó un riesgo de muerte del 19.9 por ciento. Diez días después, la paciente falleció. Los expertos que evaluaron el desempeño de la nueva herramienta consideraron muy positivo que el sistema pudiera revisar información contenida en archivos PDF e incluso notas manuscritas en registros antiguos. El sistema devoró datos y produjo, en menos tiempo y con más precisión, un pronóstico más confiable. Y hasta dijo a los médicos en qué registros se basó para su dictamen

El desarrollo de esta red neuronal estuvo a cargo de la unidad de investigación en salud de Google, a cargo de Jeff Dean. La unidad es conocida como Medical Brain, y está trabajando en un conjunto de poderosas herramientas que usan la inteligencia artificial y el llamado aprendizaje profundo en redes neuronales para predecir síntomas y valorar enfermedades con una precisión y confiabilidad que todavía no existe

De acuerdo con Dean, el paso natural siguiente es poner su sistema predictivo en clínicas. El reporte publicado en mayo describió pruebas hechas con ayuda de la Universidad de California en San Francisco y la Universidad de Chicago sobre una base de 46 mil millones de datos anónimos de pacientes. Esto comprendió dos hospitales, e incluso para una empresa tan habituada a volúmenes masivos de datos, llevar esta tecnología a todo un sistema de salud representa un enorme desafío que además debe encarar el cada vez más delicado asunto de la vida privada de las personas.

 

24 Jul

Silla de Ruedas Autónoma

Ford España, su red de concesionarios y la Fundación ONCE han presentado un nuevo prototipo de silla de ruedas autónoma, denominada eChair.

La compañía, la red comercial y Fundación ONCE mostraron una nueva edición del tour Ford Adapta, un programa a través del que se busca facilitar las pruebas de vehículos a personas con discapacidad o con movilidad reducida.
El prototipo de la nueva Ford eChair utiliza tecnología aplicada a las sillas de ruedas, de forma que permite la carga y la descarga de la silla de ruedas en el maletero del vehículo de una forma autónoma mediante el uso de una aplicación móvil y sin ayuda de terceros.

Ford destacó que la presentación del prototipo eChair pone de manifiesto su compromiso con las soluciones de movilidad y su apuesta por el desarrollo de las tecnologías más avanzadas en el campo de la autonomía, con el fin de facilitar la vida a las personas con movilidad reducida. El objetivo es que el concept eChair pueda incorporarse en el futuro a vehículos privados, taxis, servicios de carsharing y ridesharing, así como a la asistencia especial automatizada en aeropuertos, hospitales y hoteles.

24 Jul

El Portátil del Futuro

Asus ha presentado en Computex 2018 uno nuevo tipo de PC llamado Asus Precog. Se trata de un portátil con dos pantallas y que no tiene teclado.

El nuevo Asus Precog es un prototipo que la compañía de Taipéi quiere poner a la venta en 2019. No ha ofrecido detalles técnicos, salvo la muestra del prototipo funcionado con un loop.

El portátil tiene dos pantallas unidas por una bisagra de un tamaño importante, 23 pulgadas o más y utilizará la inteligencia artificial para adivinar qué quieres hacer. Ambas pantallas cuentan con un sistema de Inteligencia Artificial capaz de predecir las preferencias de su usuario. E incluso funcionará mediante reconocimiento de voz y rostro para sólo activarse ante la presencia del dueño.

El término Precog indica que la inteligencia artificial y el machine learning van a jugar un papel clave, pues Asus Precog es capaz de adivinar lo que el usuario va a hacer, anticipándose a sus movimientos. Por ejemplo, en función de las aplicaciones que en marcha detectará cuándo el usuario necesita un teclado virtual, y lo colocará en una de las pantallas.

También es capaz de hacer cosas como analizar la agenda del día del usuario y ajustar el consumo de batería para garantizar que nos va a durar todo el día. Además por sus funciones de machine learning, el Asus Precog sorprende por el fino grosor de sus pantallas. Puede usarse en modo libro o periódico, colocándolo en vertical. Las dos pantallas pueden dar mucho juego a la hora de ejecutar apps en paralelo o permitir a dos personas usar el PC. También acepta teclados y ratones físicos para usarse como un PC convencional.

Aún no se conoce el precio de la Precog ni cuándo estará disponible exactamente en 2019.

24 Jul

Robot que vuela y cambia de forma en el aire para adaptarse al entorno.

Es un robot, es japonés, vuela y se llama ‘DRAGON’. Un grupo de investigadores del Laboratorio JSK de la Universidad de Tokio han desarrollado un prototipo de un robot, el cual es capaz de volar y transformarse de forma autónoma para moverse por casi todo tipo de entornos. Incluso aseguran que podrá manipular objetos.

El robot ha sido bautizado como “Dual-rotor embedded multilink Robot with the Ability of multi-deGree-of-freedom aerial transformatiON”, pero de cariño le diremos ‘DRAGON‘. Ya estamos hablando de un robot formado por drones con una asombrosa capacidad de adaptación.

Varios drones pequeños hacen el trabajo

Su diseño se basa en las cometas tradicionales de dragón, donde la cola sirve como guía y soporte para mantener la estabilidad en el aire. Esta cola está conformada por pequeñas cometas conectadas entre sí y eso es lo que retomaron para ‘DRAGON’.

Este robot consta de varios pequeños drones con dos motores laterales cada uno, los cuales están dentro de un conducto tubular que se puede cambiar de posición para así ajustar la dirección. El sistema se basa en el kit de desarrollo Intel Euclid y además, tenemos un paquete de baterías que está colocado a lo largo de su “columna vertebral”.

El prototipo que han desarrollado cuenta con cuatro módulos y su autonomía es de apenas tres minutos, pero lo interesante aquí es su capacidad de cambiar de forma en pleno vuelo. Los desarrolladores sólo deben proporcionar la información del entorno y la ruta que debe seguir, y el robot se adaptará de forma automática para moverse por el lugar.

Sus creadores aseguran que podrán conectar hasta 12 módulos y que uno de los objetivos es que funcione como brazo robótico volador, donde el inicio y el final operen como una pinza para mover y manipular objetos, así como interactuar con otros robots o mecanismos.

El uso de ‘DRAGON’ está pensado para tareas de búsqueda y rescate, donde sería capaz de moverse por zonas de difícil acceso, como espacios pequeños o incluso por los conductos de aire acondicionado o tuberías.

Asimismo, aseguran que este tipo de diseños en robots pueden dar mucho juego, ya que ahora piensan crear un módulo que sirva de “piernas”, lo cual podría ayudar en el tema de la autonomía en el aire, y así no tener sólo un robot volador, sino también uno que se mueva por tierra. De hecho apuntan a que este podría ser el inicio para dar vida a un robot humanoide volador “cómo un Iron Man no tripulado”.

23 Jul

Perspectivas de la Quinta Generación de Tecnologías de Telefonía Móvil.

La revolución del 5G está mucho más cerca de lo que imaginas y, el despliegue de esta tecnología va a transformarlo todo, desde lo que pagas cada mes por la factura de teléfono hasta la educación en los colegios, la manera en la que te relacionas con tu smartphone o, incluso, cómo funcionan los hospitales.

El 5G no solo transformará las redes por las que navegan los datos a través de Internet permitiendo un flujo mucho mayor y más veloz (se verá un aumento de las velocidades de conexión a Internet, que multiplicarán por 5 o incluso por 10), sino que permitirá la expansión de otras tecnologías como la inteligencia artificial, las soluciones de big data o incluso aplicaciones prácticas del blockchain.

El 5G también ayudará a salvar vidas mediante el denominado Internet Táctil, una técnica que permite ver, escuchar y manipular objetos de manera remota. Esta tecnología permitirá realizar operaciones médicas en tiempo real a miles de kilómetros de distancia o, por ejemplo, facilitará la conducción a distancia de todo tipo de vehículos, tanto para el transporte de personas como para situaciones de emergencia.

23 Jul

Robot “cucaracha” para revisar y reparar los motores de los aviones

Hys27-pQX_930x525__1

 

Imagínate un pequeño robot en miniatura capaz de adentrarse en el interior de un avión para revisarlo y repararlo. Pues eso es precisamente en lo que está trabajando Rolls-Royce, la firma británica especialista en motores aeronáuticos, quien fabricó un prototipo de robot en miniatura con lo que aspiran a mejorar y acelerar las inspecciones de sus ingenieros.

Tal y como han explicado, actualmente hay que quitar los motores a los aviones y abrirlos para proceder inspeccionarlos y repararlos, lo cual lleva su tiempo. Pero con estos robots, la empresa quiere ser capaz de realizar las revisiones sin tener que desmontar nada a no ser que sea estrictamente necesario, algo que podría ahorrarles mucho tiempo en las reparaciones.

“Podrían recorrer y alcanzar las diferentes partes de la cámara de combustión”, explica James Kell, especialista tecnológico de Rolls-Royce. “Si lo hiciéramos de forma convencional, nos llevaría cinco horas; con estos diminutos robots, quién sabe, podría tomarnos cinco minutos”.

No se trata de robots autónomos, sino de unos que estarían controlados directamente por los propios ingenieros. Para ello, se les equiparía unas cámaras con ópticas que permitan el escaneado en 3D, y todo ello en unas máquinas de un tamaño de apenas 15 milímetros con sólo algunas decenas de gramos (onzas) de peso.

Los robots también podrían ser rediseñados sobre la marcha para realizar diferentes tareas, lo que permitiría trabajar en equipo con varios de ellos. Por ejemplo, un primer ingeniero sin demasiados conocimientos podría adentrarse en la cámara de combustión de uno de los motores para hacer un primer diagnóstico y reparar algunos pequeños problemas con una herramienta integrada. Mientras, otro más experimentado podría preparar otro de los robots para solucionar problemas más complejos.

El diseño ha sido desarrollado junto a las universidades de Harvard y Nottingham, en Estados Unidos y Reino Unido, y se inspiraron en los robots con forma de insectos que llevan desarrollándose desde hace unos años. Con esta unión no sólo esperan poder sacar adelante sus robots-cucaracha, sino que también planean diseñar otros con forma de serpiente que puedan reptar y adentrarse a través del motor como si fueran un endoscopio.

De momento no hay fechas para su puesta en marcha

La empresa británica de momento no ha hablado sobre una posible fecha en la que pudieran tener listos estos robots con forma de insecto. Sin embargo, actualmente ya están preparando un concepto parecido con un robot capaz de reparar el daño de las palas del compresor de un motor, y este sí que quieren poder empezar a utilizarlo en dos años.

Se trataría de un robot de un tamaño menor que se podría atornillar al motor, de manera que el ingeniero pudiera revisarlo a distancia también con un sistema de escaneo en 3D. De esta manera se podría diagnosticar un problema primero, y luego equipar el robot para poder realizar las reparaciones necesarias.

Además, estos tampoco son los únicos proyectos en los que está embarcada Rolls-Royce. Sin ir más lejos, hace dos días también anunció su proyecto para crear un “coche volador” en 2020, el cual tendría volar a velocidades de 400 km/h con una autonomía de 800 kilómetros.